lunes, septiembre 28, 2009

A mi padre le dan un premio


El sabado pasado, una asociación cultural granadina le concedió el premio "Barreta" (vaya nombrecito) a mi padre, Alfonso Hernandez Noda, por su contribución al arte granaíno etc, vamos, a toda su carrera, que tiene el hombre 80 añazos y sigue en la brecha.
El acto estuvo "amenizado" por un interminable discurso perpetrado por la señora Ximenez de Cisneros, que haciendo honor a su segundo apellido, dió la brasa literaria durante más de media hora, pordioosssss...
Al terminar su oda al más rancio granadinismo, se entregaron los premios y nos fuímos a celebrarlo al bar de abajo.

Agradecer la infinita paciencia de unos verdaderos amigos, que aguantaron el percal con estoicidad y sentido del humor, haciendo brillar con su presencia el merecido homenaje a mi viejo.

Los héroes de la jornada: Joaquín Lopez Cruces, Miguel Osuna EL BUTE y Silvia, muchas gracias.

Carlos Quintero

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Hola, pequeñín!

Me adhiero al agradecimiento a todos los amigos que se sometieron a tamaño palizón. Que vaya tela con los pregones, pre- pregones y post-pregones.

Una lástima que no pudieramos quedarnos un ratillo con vosotros en el bareto. Grata compañía la de Miguel, Silvia, Joaquín, MªLuisa, etc.

Pero ¡qué puñetas! ya nos veremos en la siguiente trinchera.

Lo dicho: Gracias por homenajear a un gran artista, integro y tenaz padre de familia.

Alfonso "BigBrother"

Carlos Hernandez dijo...

Ya veras, cuando le den la medalla de oro de las artes, se la tiramos a la cabeza de la Cayetana de Albaaa...

Juanfran dijo...

Hombre, los Hernández Bros!! como los mejicanos pero en cañí.
Un abrazo Alfonso, con lo cerquita que estamos y no nos vemos.

El bute dijo...

Nada nada Carlos, pa eso estamos los amigos, incluso pa aguantar pestiñacos así. Tu padre es un encanto!!
No te olvides nuestra cita meñiquera del sábado!!

Carlos Hernandez dijo...

Gracias Butts, allín estaré!

Alfonso dijo...

Pa Juanfran, Un Abrazote XXL. Ahora que tengo tronkomovil, aprovecharé una tarde de estas y me pegaré una escapadita a La Herradura.
(De paso sacamos a que le dé el aire a un compañero muy querido que vive allí)

Nos veremos, Flanaghan... ya lo creo!